Educando Peques

Consejos para educar a tu niño

Razones por las que no debe obligar a los niños a dar besos

Posted in Preguntas
at 2018.09.28
With 0 Comments

Para sus hijos, un beso representa un acto de cariño o expresión de amor hacia sus padres, hermanos o abuelos, de ahí que la acción puede incomodarle cuando se trata de un extraño. Si su hijo se niega a besar a descongojado no le obligue, le explicamos por qué.

9-razones-por-las-que-no-debe-obligar-a-los-ninos-a-dar-besos

Antes de obligar a su hijo a saludar con un beso a un extraño para él, pregúntele si se sienten cómodos brindándole la posibilidad de elegir si quiere hacerlo. El establecer límites afectivos sentará las bases de su desarrollo, es un error tildarle de maleducados pues hay muchas formas distintas de demostrar sus modales.

¿Por qué es desaconsejable obligar a los niños a dar besos?

Hable con sus hijos abiertamente respecto a la educación y el cariño; la expresiones del mismo deben ser asumidas de forma espontánea y sin presiones, recuerde que los buenos modales están vinculadas al respeto por los demás, bastará con que sean amables con los adultos sin necesidad de obligarles a dar besos posibilitándole el establecimiento de sus propios límites frente a los desconocidos.
Asimismo, entienda que imponerles dar besos, puede convertirlos en niños vulnerables, tras asumir una postura demasiado complaciente para demostrar su cariño y educación, lo que a su vez desencadena en muchos casos, la maximización de exposición frente a situación de abuso o acoso; no olvide la fuerte tendencia a que los mismos ocurran con personas cercanas al menor que no saben cómo decir no al contacto físico.

Los buenos modales no tienen que ver con los besos

Si bien entre adultos besarse es una forma de saludarse y mostrar buenos modales, en los niños un beso significa una demostración de amor hacia sus seres queridos, no lo confunda con cortesía o norma de comportamiento. En lugar de obligarle a besar, fomente que su hijo llegue a un lugar saludando con un “buenos días” o un simple “hola cómo está”.

Respete su voluntad:

Es normal que por timidez, falta de ganas, humor desfavorable o que no le simpatice la persona, su hijo se niegue a partir de cierta edad a dar besos; de ser así evite insistir en que demuestre su cariño o respeto de esa manera. Asuma su lugar e intente imaginar lo incómodo que le resulta.

Los besos tienen significado:

Mientras que para un adulto un beso es una norma social o costumbre para saludar y despedirse, los niños lo ven como muestra de amor, de ahí que es desaconsejable que lo hagan de forma forzada. Evite obligar a sus hijos a hacer algo que no quieren, es un error hacerles sentir mal consigo mismos pues su negación no es una ofensa, sino un punto de vista.

Pueden volverse vulnerable al abuso:

Como se explicaba arriba, y pese a sonar exagerado, el obligar a un niño cuando no quiere besar es hacerlo más propenso al acercamiento a desconocidos; si desde pequeña edad no se les enseña a negarse al contacto físico con otras personas, cabe la posibilidad de que se forjen una idea equivoca respecto a ser cariñosos con extraños viéndolo como sinónimo de educación. Está comprobado que los niños más vulnerables al acoso son los que se muestran complacientes y pasivos, pues su punto de vista parte de la idea de no tener el control sobre su cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *