Educando Peques

Consejos para educar a tu niño

Mellizos en la escuela

Posted in Uncategorized
at 2016.05.01
With 0 Comments

Las decisiones sobre la escuela a la que deben ir los niños se complican cuando estamos en presencia de hijos múltiples, sean gemelos o no, trillizos, o cuatrillizos.
Se han hecho varios estudios e investigaciones sobre el tema, y hoy se sabe bastante más sobre el impacto de la escuela en hermanos múltiples.
No hay recetas únicas pero lo mejor es que cada uno concurra a un aula distinta con maestros y compañeros por separado. Pero esto es una desventaja cuando los hermanos deben atravesar una situación familiar complicada o problemas de salud, dónde el estar juntos fuera de casa, los ayuda a confortarse y cuidarse mutuamente. lo más importante es escuchar las necesidades de cada grupo de hermanos y no seguir recetas preconcebidas.

Dentro de la la valiosa información que se obtuvo mediante encuestas, observacion y entrevistas a mellizos ya adultos hay datos de interés. En el año 1991 el doctor L H. Dreyer comenzó un trabajo que culminó con el Dr Brodkin en 1997, uno de estos estudios arrojó alguna interesantes recomendaciones que son fruto de la información aportada por el grupo de mellizos estudiado.

Las 8 recomendaciones que elaboraron los mellizos sobre su experiencia personal

Los nombres. No decirles Tití y Teté
1) No ponerles nombres o motes que suenen muy parecidos. , Desean diferenciarse claramente uno del otro.

 Haz como tu hermano
2) Ser muy cuidadosos para no exigir a uno en función de lo que es capaz el otro, porque no siempre tienen similares capacidades o logros. Evitar comparar mostrando los logros de uno como ejemplo para el otro, porque de lo contrario se puede crear fuertes celos y rencores entre ellos y dañar su buena relación.

Crianza en lote
3) Dedicar tiempo para cada uno por separado, para que puedan desarrollar vínculos fuertes e independientes con cada padre.

No son un hijo cuatro brazos y 4 piernas
4) No ser tratados a una unidad indivisible. Es mas, animarlos a que cada uno haga sus propios amigos y cultive sus propios deportes y hobbies.

A cada cual lo suyo
5) Siempre referirse a cada uno por su propio nombre y no como “mellizo”.

Ser individuos
6) Permitirle a cada uno vestirse y peinarse como mejor les plazca, sea que quieran hacerlo igual o diferente.

Peleas y enojos
7) Dejarlos solos durante sus disputas. Los mellizos sienten un profundo amor uno por el otro que inevitablemente llevará a la reconciliación. No meterse.

La suerte de  ser mellizo
8) Partiendo de la base que frecuentemente se crean situaciones  difíciles, hacerles sentir todo el tiempo que éllos valen la pena el tremendo esfuerzo que significa criar dos hijos a la vez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *