Educando Peques

Consejos para educar a tu niño

Las equivocaciones más comunes de una madre primeriza

Posted in educar con amor
at 2018.10.15
With 0 Comments

Por más consejos que haya escuchado, la cabeza de una madre primeriza suele ser un hervidero de dudas; es normal ese temor a equivocarse, a fin de cuentas es una etapa llena de aprendizajes en la que deberá aprender a entender a su bebé a través de la acción, ensayo y error; sin embargo, hoy le prestamos algunos de los errores más comunes que debe evitar. ¡Acompáñenos!

25-las-equivocaciones-mas-comunes-de-una-madre-primeriza

Lo que no debe hacer si es madre primeriza

Son muchos los mitos que giran en torno al universo de la maternidad, lo que suele confundir a la madre primeriza, llevándola a cometer errores que puede impactar negativamente el proceso de adaptación del bebé al entorno familiar.

El primer error es fijar horarios para amamantarlo, aunque le resulte tedioso, lo ideal es que lo alimente cuando así lo demande, pues será la única forma de estar segura de que se siente a gusto en ese sentido. Otra equivocación común viene de la mano del excesivo deseo de protegerlo; en efecto, los recién nacidos  son delicados y sensibles pero sobrepasar los límites – por ejemplo abrigándolo demasiado – puede generarle incomodidad haciendo que llore y se deshidrate.

Vístalo conforme a lo que necesite identificando primero si tiene calor o frío; en el primer caso, observará humedad en el área del cuello, nuca y espalda, mientras que en el segundo, sentirá que sus manos y pies están fríos o en tonos lila. Dependiendo de los indicios, quítele un poco de ropa para no sofocarlo o abríguelo más.

¡No dude de su intuición!

Desde que le confirman la noticia que lleva un bebé dentro, su cerebro desarrolla un tipo especial de intuición que caracteriza a toda madre; entre las ventajas de la maternidad, está la de permitirle alcanzar su estado más puro y natural como mujer, de manera que no tema a decidir lo que es mejor para su pequeño sin el apoyo de otra persona.

Escuche las opiniones de los demás, pero no haga caso de todas ellas

Como primeriza no le faltaran consejos de personas cercanas que intenta ayudar; si bien es de gran ayuda contar con la familia y amigos durante el embarazo, en ocasiones tantas opiniones pueden abrumar. Lo más sano es que intente no darle mayor importancia, evite estresarse con tantas recomendaciones ya que algunas, ni siquiera serán verdad.

Suponiendo que tengas la necesidad de ayuda, conviene que acudas a un especialista en el área; el abanico de alternativas es desplegado, busca personas que aporten auténtico valor a esta etapa única.

No excluya al padre en las rutinas del bebé:

El estrés de los primeros días para una madre primeriza puede verse reducido si cuenta con el apoyo de su pareja, quien además estará tan entusiasmado como ella de asumir el rol de la paternidad. Si no sabe cómo hacerlo, indíquele con mucha paciencia la forma de realizar algunas tareas del bebé, recuerde que es un aprendizaje nuevo para ambos.

Otro error garrafal es descuidarle como pareja; la llegada del bebé debe ser motivo de alegría para los dos, a fin de cuentas, es el fruto de su unión. A pesar de que el bebé se lleve la mayor parte de la atención y tiempo, es necesario que mantengan la química, empatía y buen trato, no solo por la relación, sino que el pequeño lo percibirá y estará a gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *