Educando Peques

Consejos para educar a tu niño

¿CUÁNDO LLEVAR A SU HIJO(A) A PSICOTERAPIA?

Posted in educar con amor
at 2017.06.23
With 0 Comments

La respuesta a esta interrogante es bastante amplia, es por esto que en el presente artículo trataré de exponer solamente las causas más comunes por las cuales un niño de entre 3 y 11 años es llevado a psicoterapia. Luego de exponer dichas causas, se explica qué es la psicoterapia y en qué consiste la psicoterapia de juego, ya que es ésta (en mi opinión y experiencia) la más indicada para un niño.

Así, se pretende que esta información sea útil para que usted observe cuidadosamente a su hijo(a) y decida si es necesario un tratamiento psicoterapéutico.

Causas

A continuación, se describen las causas más comunes por las que un niño es llevado a psicoterapia:

cuando-llevar-a-su-hijoa-a-psicoterapia1

1. Agresividad: golpear constantemente a las personas que lo rodean (hermanos, compañeros, etc.).
2. Aislamiento: no tiene amigos, es decir, presenta dificultades para relacionarse con los demás.
3. Eventos significativos: divorcio de los padres, muerte de algún familiar cercano, nacimiento de un hermano (a), cambios de casa y escuela, intervenciones quirúrgicas, etc.
4. Dificultades en el aprendizaje: bajo rendimiento escolar. En esta clasificación, se encuentran también el déficit de atención y la hiperactividad (aunque se debe aclarar que éstos son diferentes y para diagnosticarlos de manera adecuada se deben realizar pruebas neurológicas y psicológicas).
5. Trastornos del sueño: pesadillas constantes, sonambulismo, insomnio.
6. Dificultades en la identificación psicosexual: confusión en la identidad sexual.
7. Enuresis diurna o nocturna: dicho comúnmente es hacerse pipí en los calzones, ya sea durante el día y/o la noche.
8. Encopresis diurna o nocturna: hacerse popó en los calzones, ya sea durante el día y/o la noche.

Es importante mencionar que todas estas causas se convierten en una señal de alarma cuando le restan al niño una adecuada adaptación a su medio ambiente (familiar, escolar y social).

Psicoterapia

La psicoterapia es “una de tantas formas de tratamiento por medio del cual se trata de resolver problemas de una naturaleza emocional partiendo de que la persona que se dedica a dar ayuda psicológica debe estar capacitada y entrenada. El psicoterapeuta establece una relación profesional con el paciente con el objeto de remover, modificar o retardar síntomas existentes, de mediar patrones de conducta desajustada, y de promover crecimiento y desarrollo positivo de la personalidad”. (Wolberg, 1967)

Así, la psicoterapia es una alternativa de tratamiento cuando se presentan dificultades en el desarrollo normal de un niño. Sin embargo, es recomendable la psicoterapia de juego debido a diferentes factores.

cuando-llevar-a-su-hijoa-a-psicoterapia

Los investigadores dedicados al estudio del niño han llegado a la conclusión de que el juego es el mejor camino para analizar y comprender la conducta infantil. “El juego requiere un gasto de energía mediante el cual el niño va fomentando la capacidad para desarrollar habilidades físicas. Además, le permite poseer más contacto con la realidad externa que le rodea, facilitándole la diferenciación de sus puntos de vista que propician su identificación”. (Padilla, 2003).

Para la psicoterapia infantil es fundamental la utilización del juego, por ser éste colectivo y simbólico y porque sirve como intento para regirse ante la vida y ante los padres. También, el juego es un medio por el cual se puede llegar a diagnosticar al niño, ya que al jugar manifiesta la naturaleza de su personalidad y su carácter –sin ficción ni hipocresía-; su temperamento y reacciones.

Según Erikson (1980), el gran énfasis que los psicoterapeutas dan al juego se basa en su reconocimiento de que los niños pequeños están limitados en su capacidad para comunicar sus problemas de la manera en que los adultos lo hacen. Así que, en la psicoterapia infantil, las situaciones de juego son oportunidades para que el niño externe sus problemas, los traslabore y llegue a resolverlos. Entonces, la labor del psicoterapeuta deberá ser observar y comprender dichos problemas y además ayudar al niño a resolverlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *